Daily Scrum disfuncional

 
Daily Scrum Disfuncional

El Scrum Master mira el reloj. Es hora del Daily Scrum. Su equipo no se mueve. El Scrum Master piensa: «ay dios mío, otra vez a hacer de niñera». Coge a uno por el brazo y encuentra resistencia. «Venga, chicos, hora de la Daily Scrum. Vamos!»

Tres preguntas

El Equipo de Desarrollo entra en la sala de reuniones. Ya conocen bien la rutina. Quince minutos. Todos de pie. Cada uno debe responder a tres preguntas:

  • ¿Qué he hecho desde la última Daily Scrum para ayudar al equipo a alcanzar el objetivo de la Sprint?
  • ¿Qué tengo intención de hacer hasta la próxima Daily Scrum para ayudar al equipo a alcanzar el objetivo de la Sprint?
  • ¿Ha habido algún impedimento que haya dificultado a mí o al equipo alcanzar el objetivo de la Sprint?

 

via GIPHY

El primero pide la palabra y empieza, monótono: «desde ayer hice esto, eso y lo otro; hasta mañana voy a hacer aquello, lo otro y lo otro más, y no ha habido impedimentos». El próximo miembro del equipo sigue la misma línea, casi como un robot: «…y no he tenido impedimentos». Y el siguiente. Y el siguiente. Mientras tanto, otros miembros del equipo, desinteresados, consultan el móvil, o simplemente están distraídos, casi dormidos. Nadie entiende bien lo que se está haciendo allí. La reunión es muy aburrida y sin propósito.

En otra sala, otro equipo y su Scrum Master también están haciendo la Daily Scrum. Cada miembro del equipo se vuelve hacia el Scrum Master y contesta a las tres preguntas. El Scrum Master pone caras y morros, comenta, sugiere y anota. La reunión termina y el Scrum Master está preocupado por el desarrollo de la Sprint. Piensa en cómo conseguirá más implicación del equipo para que los elementos planificados estén completos al final de la Sprint.

Por fin, más hacia el final del día, un tercer equipo termina la Daily Scrum a los cuarenta y pocos minutos. Se perdieron en debates técnicos y aclaraciones de cuestiones de negocios. Parecían querer resolver todos los problemas en la reunión. Algunos debates fueron bastante acalorados y completamente infructíferos. Y esto parece ser una constante en este equipo.

Hemos presentado aquí algunas situaciones de Daily Scrums bastante disfuncionales. El hecho es que la Daily Scrum no es una reunión de status. No es una reunión de presentación de cuentas. Ni entre los miembros del equipo, ni para el Scrum Master. Tampoco es una reunión de resolución de problemas. La Daily Scrum es una reunión de PLANIFICACIÓN. Sí, el equipo, preferentemente ante su tabla de tareas, planifica lo que hará hasta el siguiente día de trabajo, hasta la siguiente Daily Scrum.

Algo así como: «voy a hacer esta tarea». «Y yo voy a hacer aquella». «Vamos a sacar esto adelante juntos?» «No, esta está bloqueada, pero el SM ya lo está resolviendo». El Equipo de Desarrollo conversa y crea visibilidad sobre su trabajo para el propio equipo, para ser capaz de planificarse. Por supuesto, el equipo saca mucho más beneficio y tiene mucho más interés en la reunión si trabaja, de hecho, como equipo. Es decir, trabajando todos juntos, a partir del elemento más prioritario.

Y las famosas tres preguntas? Pueden ser un buen guión para equipos que están empezando con Scrum. Pero son el medio, no el objetivo. Hemos visto muchos equipos maduros que ignoran estas preguntas estándar y saliendo mucho más beneficiados de la reunión.

¿Le pareció interesante el tema?
Consulte otros posts relacionados con el tema en nuestro blog:
Consejos para una Daily Scrum más productiva
Reuniones más eficientes con Scrum

Si desea explotar este universo y profundizar en scrum le sugerimos que eche un vistazo a nuestros cursos:
● Certified ScrumMaster (CSM)
Certified Scrum Product Owner (CSPO) 

Categorías personalizadas: Scrum
«

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *